Sección LinuxManía ByB; Parte 3: Las particiones y los sistemas de archivos en GNU/Linux

portada diario de una linuxera con birras y bits

En el episodio anterior hemos visto cómo particionar el disco duro, así que hoy toca entrar en detalles sobre las particiones y los sistemas de archivos en GNU/Linux.

 

Ya sabemos que dentro de una partición extendida puede haber varias lógicas, pues cada una de ellas puede llevar un sistema de archivos diferente. ¿Qué es un sistema de archivos? pues la forma en la que están organizados los ficheros en el disco y cómo se representa la información.

 

Cada sistema operativo utiliza un sistema de archivos distinto, por ejemplo Windows usa NTFS, Mac OS HFS+ y las distribuciones Linux por lo general ext4 aunque hay muchos más. GNU/Linux cuenta con controladores que permiten la utilización de varios tipos de sistemas de archivos específicos para él, así como controladores para tipos de sistemas de archivos creados para otros sistemas operativos. Los tipos que pueden emplearse con GNU/Linux están incluidos en el kernel.

 

Las particiones tienen diferente nomenclatura, en Windows se diferencian con las letras C, D, E… y en GNU/Linux las veremos como hda, hdb, sda, sdb y sdc; dependediendo si el disco es IDE, SCSI, SATA o una memoria externa.

 

En GNU/Linux cuando ya hemos creado las particiones con sus diferentes sistemas de archivos, podemos asignarle a cada una su punto de montaje, los recomendados son /boot, /(raíz), /home y swap. En /boot están los archivos necesarios para que arranque cualquiera de los SO que tengamos instalados, si tenemos UEFI el formato debe ser FAT32 en un partición separada obligatoriamente. En la raíz están los archivos que hacen funcionar al sistema; en Windows sería C. En /home se guardarán todos los datos que deseamos guardar, también los archivos de configuración y otros detalles importantes; si fuese necesario reinstalar el sistema esta partición puede no tocarse y conservamos la información intacta. Y la swap o área de intercambio hará la función de apoyar a la RAM si fuese necesario; es una memoria secundaria volátil; como diría mi profe de montaje 🙂

 

Por lo tanto, creamos la partición con el tamaño elegido, le asignamos un sistema de archivos, una etiqueta para diferenciarlas y por último, un punto de montaje en el momento que procedamos con la instalación del sistema operativo.

 

 

También puede interesarte...

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies, porque no le queda otro remedio. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para su aceptación y también a la política de cookies, pincha en el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies